FILOSOFIA-MEDIOS           

07/02/2016 Inocentes o ignorantes, muchos de los lectores de diarios están convencidos de que los intereses de los ricos son realmente los intereses públicos, y se indignan cuando estos intereses se ven amenazados por una potencia extranjera que interviene apoyando a su minoría de inversores. Los intereses en juego son los intereses de unos pocos; pero la opinión pública que reclama la protección de esos intereses es a menudo la expresión genuina de la emoción de las masas. Los más sienten y creen verdaderamente que vale la pena pelear por los intereses de unos pocos.

 

Enlace corto al link http://wp.me/p1UzEf-DV

Anuncios