revolucion francesa1

Este post, hace referencia a una nota de opinion de un periodista, que hábilmente el diario La Nación (Argentina), disfraza como noticia para aquellos que por ignorancia u omisión no se dan cuenta de ello. El titulo no es casual, dado los tiempos de autoritarismo y manipulacion en que estamos viviendo y el mensaje que encierra dentro tampoco lo es.

La nota en cuestión es de Daniel Molina, para el diario La Nación, escrita el Domingo 24 de enero del 2016. En el hace una suerte de “ensalada rusa” con frases de políticos, filósofos, superheroes de fantasía para que en el final, demostrar con argumentos casi infantiles el fracaso de la Revolución Comunista Rusa, que hábilmente el autor y no de forma casual confunde con los principios e ideales, de lo que el socialismo democrático significo y significa dentro de la epica Revolución Francesa.

Como se describe en la nota , si duda con mucha habilidad y superficialidad,  el autor habla de los resultados , pero no de los motivos de porque se llevo adelante dicha revolución , olvida u omite quienes y porque lucharon para alcanzar  los principios de la razón, igualdad y libertad; los cuales eran las  bases para asi liberarse del sometimiento colonial y monárquico de aquella epoca, y transformarla poco tiempo despues en el grito de Libertad, Fraternidad e Igualdad que todos conocemos. Quedan aun pocas dudas que aun el sometimiento colonial y monárquico disfrazados de las formas mas hipócritas como el despotismo, la manipulacion mediatica, los metodos de control y represión, continúan reinando , verdad?.

Enumero cuales fueron los factores fundamentales que dieron origen a la revolución que dio inicio con la Toma de la Bastilla, 14 de julio de 1789 y que concluyo 10 años mas tarde con el golpe a Napoleón Bonaparte; (cualquier similitud con la vida real es pura coincidencia , solo la diferencia de quienes hoy se oponen al sometimiento, al colonialismo ideológico, político, geográfico y a todo tipo de opresión o esclavitud económica, política y religiosa, en vez de ser llamados libertarios , hoy se los denomina de otra forma):

Algunos de los factores que portaron a la revolución.

  1. Un régimen monárquico que sucumbiría ante su propia rigidez en el contexto de un mundo cambiante, y que, tras varios intentos de adoptar medidas destinadas a atajar la crisis política y económica, capituló ante la violenta reacción de la nobleza;
  2. Una aristocracia (la nobleza y el alto clero) aferrada a sus privilegios feudales, que bloqueó todas las reformas estructurales (de Machault, de Maupeou, de Turgot) que se intentaron implantar desde la Corte;
  3. El auge de una clase burguesa nacida siglos atrás, que había alcanzado un gran poder en el terreno económico y que ahora empezaba a propugnar el político. Su riqueza y su cultura la había elevado al primer puesto en la sociedad, posición que estaba en contradicción con la existencia de los estamentos privilegiados, nobleza y clero;
  4. La exasperación de las clases populares urbanas y del campesinado, empobrecidos por la subida de los precios –en particular de los cereales y del pan, base de la alimentación— y por el incremento continuo de los impuestos y derechos señoriales y reales. El diezmo que cobraba el clero, apenas servía para mantener el culto y socorrer a los pobres. El campesinado contestaba además el origen de la propiedad de los derechos y servidumbres feudales (recogidos en los llamados «libros terriers»), que les parecían abusivos e injustos;
  5. La expansión de las nuevas ideas ilustradas;
  6. La regresión económica y las crisis agrícolas cíclicas (la que estalló en 1788 fue la más violenta de todo el siglo XVIII), agravados por las malas cosechas en los años que precedieron a la Revolución;
  7. La quiebra financiera provocada por los vicios del sistema fiscal, la mala percepción y la desigualdad de los impuestos, los gastos de la Corte, los costes de las guerras, y por los graves problemas hacendísticos causados por el apoyo militar a la guerra de Independencia de los Estados Unidos. Esta intervención militar se convertiría en arma de doble filo, pues, pese a ganar Francia la guerra contra Gran Bretaña y resarcirse así de la anterior derrota en la guerra de los Siete Años, la hacienda quedó en bancarrota y con una importante deuda externa. Los problemas fiscales de la monarquía, junto al ejemplo de democracia del nuevo Estado emancipado precipitaron los acontecimientos.

Para concluir, La manipulación, el colonialismo abarca todos los espectros de nuestra vida cotidiana, es un constante, persistente, bombardeo de noticias, fotos frases que cumplen un objetivo común, que es hacerte bajar los brazos, resignarte a la ignorancia y la incapacidad. Que el seno de la sociedad de los obreros, de los maestros de la gente común no existen personas en grado de decidir y llevar adelante un proyecto colectivo.

El autor nombra también  a  Slavoj Zizek (1) que entre otras cosas dice “No estoy en contra del capitalismo en abstracto. Es el sistema más productivo en la historia. Me considero comunista, aunque el comunismo no sea ya el nombre de la solución, sino el del problema. Hablo de la lucha encarnizada por los bienes comunes. Las corporaciones intentan privatizar los recursos naturales, la biogenética o los conocimientos. El capitalismo actual se mueve hacia una lógica de apartheid, donde unos pocos tienen derecho a todo y la mayoría son excluidos”.

El mundo no se ha dividido en aquello que el autor apropiándose de la palabra mundo sugiere, el mundo se ha dividido en un 1% que posee mas riqueza que todo el otro 99% restante . Ese uno por ciento domina , gobierna y somete al resto, lo explota y en algunos casos ni siquiera los reconoce como especia humana dejando que mueran en la miseria hambre y sed.La revolución Rusa cayo porque fue cómplice de esta dualidad que viene impuesta desde hace tiempo para que ese 1% mantenga el poder sobre el resto. Siglo tras siglo, década tras década, semana a semana, día a día, hora a hora , aparecen nuevas dualidades, nuevos enfrentamientos , nuevos motivos en donde separarnos , aislarnos y encerrarnos en nuestro proprio, personal, virtual y subjetivo egoismo.
Ernesto Oscar.                                                                                                                               Strambino 28/01/2016

Bibliografia: Slavoj Zizek Escritor, filósofo, sociólogo y crítico cultural esloveno, de obra que integra el pensamiento de Jacques Lacan con el marxismo y autor de “El sublime objeto de la ideología” (1989), “Porque no saben lo que hacen – El goce como factor político” (1991), “El acoso de las fantasías” (1997), “El títere y el enano” (2003) y “En defensa de la intolerancia” (2007).Algunas referencias históricas fueron extraídas de WIkipedia.

Nota publicada en el diario y el la pagina de Facebook de La nación.

Link: http://www.lanacion.com.ar/1864869-es-realmente-deseable-una-sociedad-igualitaria?

PARA LA NACION

Daniel Molina

DOMINGO 24 DE ENERO DE 2016

Abraham Lincoln dijo: “Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son”. De allí que pusiera todo su empeño en llevar adelante su lucha contra la esclavitud. Buscaba lograr que millones de personas pudieran acceder a la libertad, que para él era la base que permitiría disminuir la desigualdad social.

La idea de igualdad va a ir tomando cuerpo durante casi dos siglos de continuo debate y fuertes cambios políticos: desde comienzos del siglo XVII hasta el 27 de agosto de 1789, cuando la Asamblea Nacional de Francia publica la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en la que establece el principio de libertad, igualdad y fraternidad como ideal constitutivo de la vida contemporánea.

A pesar de que el ideal de igualdad hoy parece indiscutible es, por el contrario, uno de los ideales más debatidos durante los últimos siglos y aún no existe una formulación política que conforme a todos los contendientes.

Ya en el siglo XIX, la Revolución Francesa, que es considerada la cuna de la idea moderna de igualdad (aunque toma el concepto de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos), fue muy cuestionada. En Historia de dos ciudades, una de las más admirables novelas de Charles Dickens, se muestra que la vida en el París revolucionario era brutal.

Christopher Nolan se inspira en esa novela de Dickens para recrear el final de Batman en El caballero de la noche asciende. Allí, Ciudad Gótica se parece mucho a la París de Dickens y el discurso anarquista del revolucionario Bane semeja el relato del Terror de la Revolución Francesa. Slavoj Zizek ha visto en Bane al revolucionario que combate “la injusticia estructural”, y que por su extremado amor por los más desposeídos se ve arrastrado a una violencia enloquecida. Pero también se lo puede interpretar como un resentido extremo que no tolera que nadie se destaque ni posea más que los otros.

“Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos; la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos derecho al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto”, así -en toda su contradicción- describe Dickens la época de la lucha por la igualdad.

Desde entonces, el mundo se ha divido entre los que sostienen que la desigualdad es inherente al ser humano y que es, además, motor de superación y mejora, y los que creen que debe ser suprimida, porque es incluso más perniciosa que la miseria.

La Revolución Rusa se propuso acabar con la desigualdad. Pero hace ya más de un cuarto de siglo que cayó el Muro de Berlín y nadie quiere volver a vivir en un sistema como el soviético. Los idealistas de izquierda dicen que el sistema soviético fue la forma perversa del socialismo. Sin embargo, nadie ha podido explicar aún cómo sería su forma virtuosa.

Daniel Molina

Anuncios