download (1)

 

El hombre se mueve por la necesidad, es la que le impulsa a realizar determinadas cosas para suplir sus necesidades. Es la necesidad, en el fondo, la que condiciona la vida de la persona, ya que esta se ve obligado a satisfacerla.

 

 

En los comienzos del capitalismo la riqueza de un individuo se medía por su salario, aquellos ingresos que tenía junto a sus propiedades, todo esto le situaba dentro de una clase social a la que pertenecía.

Con el advenimiento de la era comercial y la expansión mundial del capitalismo, el mercado ha adquirido unas dimensiones colosales tanto en extensión (pues abarca todo el planeta) como en volumen. Se produce para el mercado, al cual acuden las masas para hacerse con bienes y servicios de todo tipo. El sentido y la finalidad de la producción masiva a escala global es incrementar de forma ilimitada los beneficios del gran capitalista.

1525402_1412626832314232_1862245593_n

La organización de las formas de trabajo en los medios de producción viene determinada por los intereses de la clase capitalista, aquella que tiene en su poder los medios de producción y somete a los trabajadores a unas condiciones de explotación en la que su fuerza productiva no está remunerada. Cada vez con más frecuencia es difícil llegar a fin de mes, por lo que apenas se produce ahorro.

El poder adquisitivo en las sociedades capitalistas modernas y avanzadas ha ido disminuyendo con el paso del tiempo al no aumentar los salarios de la misma forma que lo hace la inflación. Esto lleva cada vez más a un progresivo endeudamiento al incrementarse la demanda de créditos para el consumo.

Las condiciones de explotación se incrementan y profundizan hasta cierto punto, ya que es necesario que existan recursos para generar el consumo de lo producido de tal manera que no se de las crisis de superproducción que estudió en su tiempo Karl Marx. Es así como la civilización comienza a medirse por su consumo en esta era comercial, y el tanto tienes tanto vales ha perdido su vigencia, pues el valor del individuo está en función de la capacidad de consumo que este tenga, la cual se incrementa más allá de los ingresos ordinarios con los que pueda contar al recurrir con mayor frecuencia a los créditos.

consumismo

Todo cuanto se produce es preciso que sea consumido, es por esta razón por la que el sistema capitalista requiere que las masas,

pese a vivir en unas condiciones de explotación económica y laboral, tengan acceso al consumo de la producción ofreciendo facilidades financieras de diverso tipo con la proliferación de los microcréditos, lo cual supone en última instancia un incremento de la esclavitud del hombre en su dependencia hacia el dinero y finalmente esclavitud que se refleja en tener que dedicar sus ingresos para pagar la deuda e intereses contraídos con un banco.

download

Se inducen necesidades artificiales en el ser humano para que este consuma, se le hace desear por medio de la publicidad basura que no necesita, se le introducen valores y una mentalidad estandarizada acorde con las exigencias económicas del mercado. Se convierte en un consumidor esclavo de la publicidad y de los ideales comerciales, su valor se mide por su consumo, y cuanto más lo haga mejor. Se trata ya de los dientes de una inmensa rueda que lo aprieta y comprime, que alimenta al sistema económico.

Esto lleva a una completa alienación, se trabaja para consumir y se consume para trabajar. Compra el coche para ir al trabajo y va al trabajo para pagar el coche. El propio empleo se ha convertido a su vez en una forma de consumo. Es el consumo lo que importa, porque en la medida en que se compran más y más cosas se engordan las cuentas de las multinacionales, de la banca y de las plutocracias internacionales: ese es el único fin del hombre.

Fuente: El Emboscado

Anuncios