HAN PERDIDO LA VERGUENZA

La Política viene desde el principio de los tiempos al igual que el de las prostitutas. Los políticos empezaron con su palo, dijese el más fuerte golpeaba al otro para decir “aquí se hace lo que yo diga”. Y así llegaron las votaciones de aquellos desgraciados, o sea, para que no me pegue, me destierre y me deje acercarme a la lumbre y comer de la caza, le voto para que siga como jefe.

Después vinieron los clanes o grupos que proclamaban sus propias costumbres y leyes, por lo que llego los enfrentamientos entre los diferentes clanes y se mataban entre si. Con lo cual, vuelta a empezar, el que ganaba sometía a los demás a base de palos o destierros.

Los jefes de los clanes decidieron poner delante de sus chozas a personas o guardias para que les garantizara su seguridad. Empezaron así a surgir Gobiernos y Ayuntamientos.

Después de milenios aun sigue la ley antigua de algunos políticos, pero ahora es distinto “que tu seas político no quiere decir que puedas hacer lo que te de la gana”. Hay entran los cuerpos de seguridad, esos que ya dejaron de ser espartanos para defender a su señor, ahora los Policías son del pueblo y para el pueblo, para cumplir y hacer cumplir la Ley por igual.

Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad somos aquellos que entre cumplir y hacer cumplir la Ley, querríamos pedir perdón a los ciudadanos por no poder detener a los mayores chorizos de este país: los políticos y los banqueros”.

La Historia Política de nuestro país es muy larga, los mal llamados Políticos  “Nos han robado siempre no solo ahora”, y todo para poder seguir pagándoles a todos los enchufados que han entrado en las diferentes  Administración con el único mérito de estar afiliado a un partido político y pegar carteles en las elecciones con babas de sanguijuela.

Los colectivos que nos dedicamos a la seguridad estamos ya quemados, y los políticos siempre con el juego electoral como si fueran “trisleros”, por cierto, juego en el que caen solo los mas tontos.

No se puede estar jugando con la Seguridad en la que la precariedad de los medios materiales con los que contamos las Policías,  hay que sumarle la falta de personal, la desmotivación con la que cada día vamos a trabajar y la continua Politización con la que son  acosados mandos, agentes y un largo etc, pero seamos claros, aunque la cosa parece que se ha puesto peor, esto no viene de ahora, si no de mucho tiempo a tras, en esos tiempos en que se derrochaba y despilfarraba a bombo y platillo mientras muchas policías no tenían ni los medios de seguridad que les requiere el cuerpo y la Ley.

Que a nadie se les olvide que nosotros somos un colectivo educado y que nos saludamos y nos ayudamos entre compañeros en los buenos y malos momentos. Y es que al político de turnito se le ha ido de las manos todo aquello de los que se les avisaba y encima se pasaban por las entre piernas.

Hoy día podemos encontrar una Cueva de Ali Baba en cualquier lugar, y es que entre todos nos están dejando en pelotas”. Podemos encontrar también en cualquier choza señorial personas de confianza que son nombrados caballeros, titulo que se consigue  simplemente renunciando y despojándose de sus derechos, y para lo cual recibirá un  carne nobiliario que le acredita y da derecho sobre todos los demás ciudadanos.

Pero todo es indignarte, y más aún cuando recuerdo como algunos que dicen ser políticos se reían de los llamados “INDIGNADOS”, o sea de sus quejas como ciudadanos.

Un político debiera ser igual que cualquier otro trabajador e igual paga o salario, pagarse su teléfono, conducir su propio coche, gozar solo de su vivienda, comer en su casa y si no llevarse su comida como hace cualquier trabajador.Tener solo una paga, un paro igual que los que están en la cola del INEM. Tener cotizado como otro trabajador para tener derecho a una pensión y a una misma asistencia sanitaria, etc, etc, etc. En definitiva un español más y con los mismos privilegios, y no ser unos agraciados a costa de los demás, o sea… parásitos.

Esta opinión se las dirijo a esa clase de políticos a los que les pido, dejen ya de ser chupópteros del pueblo, sanguijuelas y pájaros de mala agüero, los trabajadores y el pueblo estamos ya hasta y con el mejor acento andaluz, “hasta los cojones” de todos ustedes, de vuestras mentiras, falsedades, engaños y pócimas como en los tiempos de la antigua Roma.

Publicado por El Blog de Manuel Bejarano

Anuncios