Jorge Perez Tamayo and Lyn A. Johnson
Jorge Perez Tamayo and Lyn A. Johnson
www.flickr.comJorge Perez Tamayo (leader of the pilot’s sindicate)
 and Lyn A. Johnson (VP Commercial Airplane Contracts – Boeing).







Bien dicen que toda crisis es una oportunidad. Obviamente para algunos. Si bien es difícil que se concrete algún paso mientras en los papeles siga siendo del Grupo Marsans, lo cierto es que algunas propuestas para dotar a la empresa de nuevos aviones ya aterrizaron en los escritorios de funcionarios argentinos. Boeing, en este caso, con el apoyo explícito de los integrantes de APLA -Jorge Pérez Tamayo y Pablo Biró, presidente y vicepresidente, respectivamente, que estuvieron por tres semanas de visita en Seattle, la casa de Boeing- buscaría colocar sus B-737/700 y 800 para operar en el mercado regional, aunque deberían resignarse con los B-777 teniendo en cuenta que los A340, cuatro de ellos de propiedad de Aerolíneas, todavía tienen vida útil por delante. Los Embraer, que complementarían a estos equipos en el mercado local, también son parte de un proyecto que impulsa Julio De Vido, aunque las entregas podrían demorarse teniendo en cuenta los compromisos de la empresa brasileña con otras aerolíneas. Aunque todo hace suponer que en este contexto las posibilidades de Airbus, la flota en su momento elegida por los españoles, son pocas, una versión difícil de confirmar hablaba estos días de la alternativa de que fuera Astra leasing, el leasor del grupo español, quien le alquilaría a la nueva Aerolíneas los aviones que está necesitando. Un contrato de estas características allanaría el camino para la salida “en buenos términos y con las manos vacías” del Grupo Marsans.

Anuncios